top of page

No importa la edad que tengas, seas un niño o un adulto la llegada de un nuevo integrante a la familia siempre es emocionante y más si se trata de un cachorro. Si es tu primera vez, las emociones se pueden multiplicar igual que las dudas frente a lo que debes hacer para ser un cuidador responsable y amoroso.


1. Realiza una presentación tranquila:

asegúrate que la llegada del cachorro sea tranquila, sin ruidos fuertes y con pocas personas, de esta manera evitarás que se sienta asustado o intimidado. !Ser el nuevo no es fácil!


2. Un espacio solo para él:

adecua en tu casa un espacio donde tu cachorro pueda ir en caso de sentirse asustado, puede ser una casita, una caja o un pequeño rincón donde encuentre su cama y sus juguetes favoritos.


3. Alimentación balanceada:

el alimento perfecto debe aportar a tu cachorro los nutrientes necesarios para su desarrollo adeuado para cachorros que contienen una mezcla balanceada de nutrientes, vitaminas y minerales que ayuda a que sus huesos, pelo, dientes y piel a que estén sanos y fuertes. Recuerda el alimento de cachorros viene con más proteínas y grasas comparado con el de adultos. NUNCA NUNCA un alimento comercial de supermercado será el idóneo: la alimentación de cachorros les formará de por vida sus órganos, huesos, sentidos. Haz un esfuerzo por consultar con tu veterinario de confianza y escucha opiniones.


4. Mantén los ojos bien abiertos:

Los cachorros son muy inquietos, exploradores y propensos a meterse en problemas, por eso es muy importante que estés atento a sus movimientos, esto te ayudará a identificar las conductas que debas corregir y las que puedas premiar.


5. Fortalece la conexión con tu cachorro:

los perros por naturaleza tienen la facilidad de hacer amigos, pero en la etapa de cachorros son más curiosos y están dispuestos a socializar, esto lo puedes aprovechar para enseñarle trucos y buena conducta.






9 visualizaciones0 comentarios
bottom of page